Mexicanos descendientes de españoles se interesan cada vez más en la madre patria

 Muchos mexicanos miran con interés desde hace tiempo a Europa y, en especial, a España. La situación económica, política y ahora, la pandemia mundial, les hace replantearse el futuro, tanto para ellos como para sus familias. Los beneficios son múltiples y las motivaciones variadas:

  • Libre circulación por la Unión Europea
  • Vivir y trabajar en Europa legalmente
  • Protección en consulados españoles y entrada sin Visado a más de 150 países
  • Derecho a la Sanidad Pública española
  • Acceso a plazas públicas nacionales
  • Transmisión de la nacionalidad a los hijos

Por su parte, el Gobierno español ha facilitado mecanismos para otorgar la nacionalidad española a personas con orígenes españoles.

TE RECOMENDAMOS: Asistencia al viajero se ha convertido en un requisito indispensable a la hora de viajar

La Ley 12/2015 que otorgaba el derecho de nacionalidad a los descendientes de judíos sefardíes expulsados de España en 1492, ha llevado a más de 30.000 solicitudes de mexicanos interesados en conseguir la nacionalidad española por esta vía. Este fenómeno ha despertado el interés en muchas zonas de México donde se han encontrado estas raíces sefarditas.

“Creo que es una gran oportunidad para el futuro de muchas personas en México y un reencuentro con el pasado para todos aquellos que han descubierto su origen sefardí y nos piden ayuda para gestionar su nacionalidad. Hablamos de familias enteras en la zona de Nuevo León que descienden de Marcos Alonso de la Garza y Arcón, judío sefardí nacido en Lepe (Huelva, España), quien se estableció en Nuevo León y de quien se estima que pueden descender unos dos millones de personas, cuyos descendientes tienen  apellidos como Garza, Treviño, Cavazos, Elizondo, Cantú, Villarreal, Guajardo, etc.”, afirma Rubén Mañanes, Director Stratego Abogados, firma madrileña especializada en estos procesos de nacionalidad.

Otras iniciativas del Gobierno de España que pretenden apoyar la nacionalización de descendientes de españoles incluyen la Nueva Ley de Memoria Democrática, cuyo anteproyecto fue aprobado el 15 de septiembre de 2020, y también la Ley de nietos que propone permitir el acceso a la nacionalidad española para nietos y bisnietos de españoles nacidos en el extranjero. Esta Ley incluye una Disposición Adicional Séptima sobre adquisición de la nacionalidad española que dice lo siguiente: 

“Los nacidos fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles, y que, como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia, renunciaron a la nacionalidad española, no necesitarán justificar un año de residencia legal en España en caso de optar a la nacionalidad española, a los efectos del artículo 22 del Código Civil. Esta declaración deberá formalizarse en el plazo de dos años desde la entrada en vigor de la presente ley”.

Hay que recordar que en el 2007 ya estuvo en vigor la Ley de Memoria Histórica en la que muchas personas que se encontraban fuera de España, pudieron adquirir la nacionalidad española de origen.

Maleta de Viajes, Hoteles, viajes, turismo, aventura, Internacional, España, México

Foto: Pixabay

No es necesario tener la nacionalidad para residir en España

La realidad es que los procesos de nacionalidad requieren de mucho tiempo, entre 2 y 3 años. Por ello, aquellas personas que desean una opción más rápida, recurren a permisos de residencia aun cuando han solicitado la nacionalidad. En este sentido, la vía que más beneficios presenta y la más rápida es la “Golden Visa”, también conocida como “residencia para inversores”, que concede el permiso de residencia (y trabajo) a los extranjeros que efectúen determinadas inversiones en España. Es el permiso de residencia con más ventajas:

  • Sistema ágil de concesión de visados/autorizaciones
  • Autorización única para residir y trabajar
  • Tramitación simultánea de los familiares (cónyuge o pareja análoga, hijos menores de edad y mayores dependientes)
  • Permiso de trabajo en todo el territorio nacional
  • El extranjero propietario de un inmueble, no necesita residir en España 6 meses como en otros procesos

Para poder obtener esta visa, se debe de invertir en inmobiliaria (compra de inmuebles por un valor de al menos medio millón de euros) o mobiliaria (cuentas corrientes o productos financieros por al menos entre uno y dos millones de euros como letras del tesoro u obligaciones de estado).

“La inversión habitual que realizan nuestros clientes es la inversión en un bien inmueble por una cantidad de 500.000€. Nosotros les ofrecemos un servicio integral, desde la gestión del visado, búsqueda de inmueble, impuestos e incluso, gestión del arrendamiento de la casa para los casos en los que el cliente decide no residir en España, arrendarlo y mantenerlo como una inversión” nos cuenta Rubén Mañanes, director de Stratego Abogados.

Con oficinas en Madrid y Lisboa, el despacho Stratego Abogados es un referente en la tramitación de nacionalidad española. Contar con el apoyo de profesionales, facilita el proceso y, sobre todo, maximiza las posibilidades de éxito.

Prueba Tequila Solarum una bebida de lujo mexicano