Vuelven las orcas que varan intencionalmente para comer en Argentina

Entre marzo y mayo se las puede observar frente a Punta Norte practicando una táctica predatoria que solo se da en esta parte del mundo. Las orcas impulsan sus cuerpos hacia fuera para cazar. Desde este año se celebra el “Día Provincial de la Orca” en homenaje al ejemplar más famoso, Mel.

TE RECOMENDAMOS: La costa Yucateca, el secreto mejor guardado de la Península para vacacionar

Pertenecen a tres familias, lideradas por una hembra, y hay algunos ejemplares más que se mueven solos. Son 23 en total. Sus nombres los eligen los alumnos de la escuela de Península Valdés por votación. Jazmín, Valen, Maga, Pao, Solei, Aiken, Karut, Mica son algunos de ellos. Son las orcas que cada año, entre marzo y mayo y entre septiembre y diciembre varan intencionalmente en la orilla del mar para cazar crías de elefantes y de
lobos marinos, un espectáculo que solo se puede presenciar en las costas de Chubut, en la Patagonia argentina.

Maleta de Viajes, Internacional, viajes, turismo, aventura, orcas, Argentina, Maleta Pet

Foto: Inprotur

El fenómeno, único en el mundo, sucede en las cercanías de Península Valdés, un reservorio de biodiversidad y vida natural declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999 por la UNESCO. Es el único lugar en el que las orcas practican esta técnica. Lo hacen cuando la marea está alta y el mar calmo, a riesgo de no poder regresar a las profundidades del océano. En otras partes del mundo donde habitan orcas, como Noruega, Canadá, Nueva Zelanda o la Antártida, se alimentan de distintas formas, pero siempre en agua.

Maleta de Viajes, Internacional, viajes, turismo, aventura, orcas, Argentina, Maleta Pet

Foto: Inprotur

Hay dos puntos geográficos desde los cuales se puede observar el varamiento intencional de las orcas: Punta Norte, a 76 km de Puerto Pirámides (entre marzo y mayo) y Caleta Valdés, a 79 km, (desde fines de septiembre a principios de diciembre). Ambos cuentan con senderos y miradores accesibles para los locales y turistas que llegan a la zona. En épocas de fronteras abiertas también arriban camarógrafos y fotógrafos de todo el mundo para registrar este comportamiento singular y único de las orcas. El mejor momento para verlas es en la franja de tiempo que rodea al pico de la marea alta, cuando el mar está tranquilo.

Las orcas residen todo el año en Península Valdés. Viven entre 50 y 80 años y se agrupan generalmente en familias matriarcales, lideradas por la hembra mayor. Pueden tener una longitud de unos nueve metros en el caso de los machos y de seis en el de las hembras. A los 12 años alcanzan su madurez sexual y sus gestaciones, en las que dan a luz una cría por vez, duran 17 meses. Los jóvenes de la familia reciben instrucción sobre la técnica del varamiento de sus mayores hasta que comienzan a practicarla ellos mismos.

Ixtapa Zihuatanejo, un lugar privilegiado al recibir miles de tortugas marinas